menu

Blog

La importancia del primer ciclo de las cerdas

Alrededor del 19% de las cerdas de una granja son cerdas de segundo parto. Muchas de estas cerdas de segundo parto muestran un rendimiento decepcionante en la reproducción. Hasta el 50% de las cerdas producen menos lechones en su segunda camada que en su primera camada. Lia Hoving investigó las causas y consecuencias de la variación en el rendimiento de reproducción de las cerdas de segundo parto, en mayo de 2012 obtuvo su doctorado en la universidad de Wageningen, y desde entonces, trabaja en Provimi como directora técnica de servicios en porcino.

La investigación de Lia muestra que la pérdida de peso de las cerdas en su primer periodo de lactación tiene un gran impacto en el rendimiento reproductivo en su segundo parto. Una pérdida de peso de más de 10-12% del peso corporal durante la primera lactación afecta negativamente a la segunda camada. El llamado “síndrome de la segunda camada” se puede prevenir mediante la mejora de la gestión de la cría de primalas hasta la primera inseminación y prestando atención al desarrollo de las primalas durante su primera gestación. Además, un nivel de alimentación más alto en la primera etapa de la segunda gestación permite a la cerda recuperarse más fácilmente de su primera lactación.

 Cerda en paridera

 

Imagen 1. Cerda en paridera

Lia mostró además que muchas cerdas que muestran una “caída” en el segundo parto también rinden menos en los siguientes partos. Por lo tanto, merece la pena invertir en un óptimo manejo y en una buena nutrición de las primalas y de las cerdas maduras, ya que ellas son el futuro y el “motor” de la explotación.

Para un óptimo desarrollo de las primalas, Provimi tiene un corrector especialmente formulado para las futuras reproductoras (Gilt AKB). Se trata de un pienso complementario para incorporar en los piensos completos de las primalas. Su función es el óptimo desarrollo de las futuras reproductoras para que estén preparadas para toda una vida productiva al máximo rendimiento. Entre las características más importantes podemos destacar:

  • Contiene óxido de magnesio: mejora la calidad de las patas
  • Producción de futuras reproductoras: desarrollo de los órganos sexuales (se desarrolla el útero) y de las glándulas mamarias de las futuras reproductoras, preparándolas durante este proceso para la primera inseminación y el primer parto.
  • Balance electrolítico (AKB): almacena calcio y fósforo en los huesos para fortalecer las patas y para mejorar la producción de leche durante la lactación.
  • Proviox: es una mezcla de fuentes antioxidantes para mejorar la inmunidad de las primalas y la defensa antioxidante.

Últimas Noticias