menu

Blog

Cinergy: mejore el consumo de alimento y la salud de sus lechones

La importancia del consumo de alimento después del destete es un tema destacado desde el pasado. Este artículo proporciona algunas nuevas conclusiones sobre la mejora de la ingesta y el aumento de la salud de los lechones.

El intestino de los lechones está cubierto con vellosidades, siendo éstas en forma de dedo y alrededor de medio milímetro de longitud. Ellas aumentan el área de superficie intestinal de manera significativa, y de esta forma, el lechón puede absorber y digerir más nutrientes de lo que sería posible.

Sin embargo, en el punto de destete, la longitud de las vellosidades se reduce a casi la mitad (Figura 1). Esto perjudica la digestión y la absorción de nutrientes y conduce a la posterior “parada” o estancamiento del crecimiento en el destete. También la proteína no digerida y los carbohidratos sirven como sustrato para las bacterias patógenas tales como E. coli, que causa diarrea y enfermedad por edemas.

 

Variacion vellosidades

 Figura 1. % de altura de las vellosidades intestinales antes del destete comparándolas 28 días después del destete. La altura de las vellosidades intestinales se reduce sustancialmente en la primera semana después del destete. Investigación de Provimi, Wijtten 2011.

Las investigaciones han demostrado que cuando la ingesta de materia seca después del destete es lo suficientemente alta, no hay ningún daño en las vellosidades intestinales. De esta forma, cuanto más coman los lechones después del destete, más largas serán las vellosidades intestinales (véase en la figura 2)

Vellosidades intestinales

Figura 2. Longitud de las vellosidades intestinales a los 5 días después del destete alimentados con diferentes cantidades de materia seca (gr/día). Esto muestra el efecto reducido en la longitud de las vellosidades intestinales después del destete con un mayor consumo de materia seca (Pluske et al. Citado por Wijtten 2011).

Además del acortamiento de las vellosidades, la permeabilidad del intestino aumenta después del destete. Esto significa que los estreptococos y las toxinas bacterianas pueden filtrarse a través de la pared intestinal hacia la corriente sanguínea. Desde allí llegan a órganos y tejidos donde pueden ocasionar enfermedades como meningitis, artritis o la muerte. Las investigaciones de Provimi han revelado que un alto consumo de alimento después del destete evita las fugas intestinales.

Estreptococias

 

Figura 3. Las toxinas y bacterias como por ejemplo las estreptococias, pasan a través del intestino dañado. Desde la sangre alcanzan tejidos y órganos como el cerebro y las articulaciones causando daños.

Enseñando a los lechones QUÉ comer

Recientemente la universidad de Wageningen (Holanda) publicó un estudio sobre el aumento de la ingesta de alimento de los lechones “enseñándoles” a reconocer el sabor y el olor de la alimentación (Oostindjer 2011). El sabor/olor específico del alimento fue creado mediante la adición de un sabor determinado (anís) en el alimento de las cerdas en las últimas semanas de la gestación y/o lactación. Las cerdas del grupo de control no fueron alimentadas con pienso con anís. Los lechones procedentes de los diferentes grupos de tratamientos de cerdas fueron probados por su consumo de alimento después del destete. Los lechones podían elegir entre el alimento que contenía sabor y otro que no contenía dicho sabor. Los lechones que tenían el sabor en el pienso de gestación tenían un mayor consumo de alimento durante los tres primeros días después del destete. También mostraron mayores tasas de crecimiento y menos diarrea. Todos los resultados fueron estadísticamente significativos. Es probable que los lechones reconozcan el sabor desde el momento en el que estaban en el útero de las cerdas.

Estos resultados confirman investigaciones anteriores de Provimi donde 23 cerdas del centro de investigación de Provimi en “De Viesprong” (Holanda) se dividieron en dos grupos, uno de ellos fue alimentado con Cinergy (producto de aceites esenciales) en un pienso compuesto a partir de los 60 días de gestación hasta los 14 días en lactación. Se suministraron piensos con y sin Cinergy para medir la preferencia por camada. El consumo de alimento fue numéricamente mayor cuando las cerdas se expusieron a Cinergy (±20%) en comparación con el grupo control. Además, la preferencia de alimentación fue afectada por transmisión desde la gestación (tabla 1).La preferencia de pienso de las camadas expuestas a Cinergy fueron significativamente mayores en comparación con las camadas que no se expusieron (P<0,05), lo que indica que los lechones prefieren la alimentación con Cinergy.

Preferencia lechones

1 Cerdas expuestas (cerdas alimentadas con Cinergy) o cerda no expuestas (cerdas no alimentadas con Cinergy)
2 Relación entre el consumo de alimento con aceites esenciales y el alimento sin aromatizantes
a,b Diferentes superíndices dentro de una fila, indica una diferencia significativa (p<0.05)

Últimas Noticias