menu

Blog

Cinco trucos para un mejor celo

La inseminación de las cerdas es la base de los resultados de la siguiente fase. Un buen celo tiene un gran impacto en este tema. Los 5 trucos y consejos que se van a dar a continuación garantizan casi el éxito.

Consejo 1: corto pero intenso.

Desde el día del destete en adelante, el verraco debe tener un contacto con las cerdas intenso pero corto (15 minutos) dos veces al día. Evitar que este contacto sea a la hora de la alimentación. Si los contactos con el verraco son demasiado largos y muy frecuentes, se puede producir una situación habitual y las cerdas se vuelven menos sensibles al macho. Además, el reflejo de monta se reducirá. Una relación de 1 verraco para recelar 20 cerdas que van a ser inseminadas es lo ideal. Un buen macho debe tener al menos 11 meses de edad y mostrar suficientes impulsos sexuales (gruñidos, excreción de saliva, olor).

Consejo 2: medir la intensidad de la luz.

Medir la intensidad de la luz a nivel del ojo de las cerdas y también de las primalas. Esta intensidad debe ser al menos de 100 lux. El ritmo día/noche se debe mantener con 16 horas la luz encendida y 8 horas la luz apagada. Para primalas, este ritmo se puede iniciar a los 180 días de edad.

Consejo 3: agua ilimitada.

Las cerdas en las sala de inseminación deberían tener acceso ad libitum al agua potable. Donde sea posible, se recomienda proporcionar agua adicional en el comedero.
En las cerdas destetadas, la producción de leche se detiene bruscamente ya que no amamantan a los lechones. Las cerdas deben procesar y eliminar gran cantidad de productos de desecho y esto supone una gran cantidad de agua. Además, los cambios hormonales como por ejemplo la preparación para la concepción, requieren mucha agua. El agua es un elemento indispensable en producción porcina.

Consejo 4: buena ingesta de pienso.

Hay que marcar como objetivo una ingesta de pienso de 3 a 4 kilos de pienso por cerda al día. Esta cantidad no debe suponer un problema ya que las cerdas están acostumbradas a comer de 7 a 8 kilos de pienso al día en la fase de lactación.

Consejo 5: flushing.

A las cerdas destetadas se les debería hacer un flushing para obtener una buena ovulación. Por lo tanto, se aconseja usar un pienso especial para la fase destete-celo como Profert. Hay que comenzar a estimular a las cerdas con la alimentación inmediatamente después del destete. Para primalas, esta estimulación o flushing es necesario realizarla al menos siete días antes de la fecha prevista del celo (cuando la inseminación está planificada).

cerda gestacion

Imagen 1. Cerda en gestación.

Profert: entre el destete y la salida a celo.

En el periodo destete-celo, la nutrición debería tener como propósito, aumentar la ingesta de almidón y azúcar. Las dietas de lactación tienen como objetivo la producción de leche, pero además es necesario conseguir un suficiente aporte de glucosa. Las dietas de gestación tampoco aportan la glucosa suficiente para inducir la producción de hormonas. Por lo tanto, tanto las dietas de lactación como las de gestación no son perfectas para alimentar a las cerdas durante el periodo destete-celo. Para solucionar este problema, Provimi cuenta con un producto estrella llamado Profert, como suplemento del pienso, con unos niveles óptimos de almidón, glucosa y una serie de vitaminas extra para estimular la fertilidad, la salida a celo y la ovulación de la cerda. Un efecto adicional es que Profert reduce el pH urinario y esto se traduce en menos problemas uterinos.

 

Últimas Noticias